lunes, 19 de junio de 2017


BUENISMO

Aunque no lo parezca, se ha dado una curiosa noticia que yo considero importante porque define una revolución cultural que se viene produciendo en nuestra sociedad: la cultura del buenismo.


Aunque Zapatero ya no está, la cosa continua.


Un entrenador de alevines despedido por ganar de 25 a 0
Desde el club aseguran que lo despidieron porque animó a sus chavales a marcar más goles para así humillar a los chicos del equipo contrario: “Nosotros educamos valores como el respeto al equipo contrario y esa actitud no la podemos permitir”.
 
No explica muy bien el personaje educador,  cual debiera haber sido la actitud respetuosa de los jugadores vencedores: ¿no tirar a gol?, ¿dejarse quitar la pelota?, ¿dar pases hacia atrás? ¿dejarse marcar unos cuantos goles?


Si tenemos en cuenta que el futbol es un juego competitivo que consiste en ver quien mete más goles, entonces abstenerse de meterlos es falsear el objeto del juego, en definitiva, una corrupción, ¿son esos los valores que deben inculcarse?, además, ¿es eso respeto al equipo contrario?, o más bien un humillante paripé.


Además, en este caso, la palabra humillación, es una especie de metáfora; perder aunque sea abultadamente, no es una humillación, se trata de un deporte, unos ganan y otros pierden, como siempre se ha dicho, lo importante es participar; si se pierde de mucho, no hay que avergonzarse porque el contrario sea tan superior.


Y  si verdaderamente fuera una humillación, ¿Qué pasa?; tratándose de niños, seguramente se sentirán humillados bastantes veces en el curso de su vida, y una pequeña humillación es buena pues les permite desarrollar el sentido de la vergüenza, uno de los mecanismos que ayudan a no volver a sufrirlas, aprender a proteger el ego, su amor propio, su personalidad.


La verdad, el “ buenismo” se está trasladando a todas las áreas de nuestra sociedad, en educación no se puede humillar a quien suspende y hay que dejarle pasar al curso siguiente y finalmente, darle un título que no se merece. Una corrupción del sistema educativo que devalúa el título de quienes selo han ganado.


A la gente se la respeta dándole lo que se merece, por mucho que cambien las reglas sociales, siempre habrá gente más lista que otra, o más trabajadora que otra, o que controle mejor el balón, no somos iguales, podemos cambiar las reglas sociales pero no a base devaluar a los mejores, sino enseñando a la gente a luchar, para que los rezagados estén a la menor distancia posible, sin frenar al grupo de cabeza.


Además, quien no sirve para una cosa, sirve para otra y eso es lo que hay que descubrir en cada niño

.
Parece ser que la gente que nos quiere liderar, confunde el derecho a un trato igual con que todos sean iguales, y esto no va a ocurrir, si fuéramos todos iguales, no seríamos hombres (palabra genérica que incluye a las mujeres), seríamos borregos.


Por suerte, eso no lo van a conseguir, porque no es posible.

No es broma

martes, 13 de junio de 2017

 EL ERROR DE AMANCIO

Amancio Ortega ha ofendido a la “gente”, su donación a la sanidad española de más de trescientos millones de euros en equipo,  les ha humillado, ¿Cómo va a ofrecer caridad al Estado un fabricante de pantalones?, "el Estado soy" yo dijo, Luis XIV de Francia, El Rey Sol. Pero ahora las cosas han cambiado, el Estado es la “gente “y la “gente” es Podemos. ¿Cómo va Amancio Ortega a poner dinero y dejar en ridículo a los que no ponen nada?.

Al Estado no se le da nada, el Estado  coge lo que quiere,  de los ricos y de los menos ricos y se lo da a los pobres, como hacían los bandidos generosos, y también a los políticos que aunque no sean pobres,  de algo tienen que vivir porque a trabajar no les han enseñado.


Amancio Ortega se ha equivocado  creía que se lo daba a la gente y no se había dado cuenta que la  “gente” es Podemos, y Podemos no va a aceptar este tipo de humillaciones.


Yo personalmente creo que quien da, tiene como mínimo derecho a que se le reconozca y le den las gracias. Pero claro, el problema está en que quienes  manejan el Estado, son personas asalariadas; muchos de ellos, pero otros no, han luchado por una plaza en la organización que les garantiza un sueldo cada mes, y han conseguido un empleo seguro de donde no te pueden despedir a no ser que hagas una barbaridad muy gorda.  Nada tengo que objetar, cada cual elige su forma de vida. Si puede.


Pero eso de los salarios seguros tiene un problema y es que si bien uno sabe y está seguro de  lo que le ingresarán a final de mes,  también y por la misma razón,  sabe y está seguro de lo que nunca va a tener, y como es natural, le frustra el ver que haya  algunos que tienen todo lo que quieren; es el precio de la seguridad.


Veamos a Amancio Ortega, si en vez de ponerse a hacer batas en el comedor de su casa con su mujer, se hubiese  buscado un empleo en el ayuntamiento, quizás hubiese conseguido una placentera vida con un sueldo fijo y  seguro, y podría incluso haber sido más feliz que ahora de ser cierto el proverbio de que el dinero no da la felicidad.


Le podría haber pasado lo que a la mayoría de los que montan negocios, que se embarcan en una aventura y después de un tiempo, con la “ayuda” del Estado, lo tienen que cerrar sin haber cobrado jamás un sueldo, y perdiendo el piso familiar que pusieron de garantía para conseguir el dinero de la inversión, y de paso, el piso de quienes les avalaron frecuentemente los padres o los abuelos.


Como ha triunfado, ahora resulta que es malo; lo justo sería quitarle el dinero y poner sus fábricas y sus tiendas para que las administren asalariados públicos de lunes a viernes,  con horario de 8 a 17:00, y una hora para el almuerzo,  y lo que se gane, que se reparta entre la gente.


Lo malo es que este sistema en vez de producir riqueza, produce colas en los supermercados, como ya se ha visto en otros lugares.


Si al hombre que después de dar trabajo a 153000 personas, pagar sus impuestos de más de diez cifras en España pudiendo haber domiciliado su multinacional en cualquier otro lugar del mundo, donde se paga la mitad, si Amancio Ortega, continúo, comete el “error” de dar más de trescientos millones al Estado, hay que ser indulgente y no criticarle.


Y es cierto que ha cometido un error, porque no se puede dar a organizaciones  en las que campan algunos que creen que el triunfo empresarial, la creación de riqueza no debe ser recompensada. 


Amancio: mientras esos estén ahí, no de su dinero al Estado, déselo a quien se lo agradezca:  Cáritas, San Juan de Dios, Médicos sin Fronteras, a cualquier otra organización en la que no campen demagogos y donde le van a estar eternamente agradecidos por esas valiosas maquinas para la lucha contra el cáncer.


Y le llamarán filántropo, no como esos que como se limitan a coger no saben apreciar el valor del éxito por el esfuerzo.


No es broma

lunes, 5 de junio de 2017

El 'show' de Podemos


Este es el titular del editorial de  “El Pais” de 30 de Mayo. Es un titular acertado, sin embargo el análisis que se contiene en el mismo es ingenuo.


Pero no es solo “El País”, parece como si todos los analistas políticos no fueran conscientes de que los actos de Podemos, no deben analizarse por su contenido político sino por su eco mediático.


No olvidemos que Iglesias no ha llegado donde está por su ideario político; el más antiguo y obsoleto del mundo, sino porque fue catapultado meteóricamente por los medios de comunicación y él, consciente de ello, intenta servirse de ellos para mantenerse, y lo consigue.


¿Acaso cree alguien que tal como no se cansan de repetir, la moción de censura tiene como objetivo desalojar a Rajoy del Poder, ¿Cree alguien que el objeto de la moción de censura sea perjudicar al PSOE?, ¿o que Iglesias está preocupado por el escaso apoyo que va a conseguir en el Parlamento?.


Pues no, todo lo que acabo de decir le importa más bien poco; la moción de censura tiene, como todo lo que hace Podemos, un objetivo bien distinto y simple: salir en los medios, y este objetivo ya se ha alcanzado con creces. En definitiva la moción de censura de Podemos ha sido para ellos un éxito, y seguirá siéndolo por un tiempo.


Lo importante es salir en los periódicos, no importa cómo, siempre encontrará un motivo para ello: lenguaje impropio en el Parlamento,  el autobús de “la trama”, moción de censura, lo que sea, la cuestión es que el nombre Podemos se repita cada día. Ya lo decía Helenio Herrera maestro de entrenadores, “lo importante no es que se hable bien o mal, lo importante es que se hable”. 


Con el tema de la moción, llevan saliendo en los medios cada día desde hace más de un mes, los analistas seguirán analizando y pronosticando hasta los debates de la propia moción, y luego vendrán los ecos de la misma. Tienen garantizados a los medios de comunicación hanta finales de Junio, éstos les van a dedicar todavía más horas de audio, video, y toneladas de tinta y papel. ¿Cuánto vale eso en términos de publicidad?, muchos millones diría yo.


Veremos que va a ser lo próximo, porque seguro que ya está buscando un nuevo show para Julio.


Desde hace meses, cada vez que miro la TV, siempre veo a Iglesias o a sus adláteres, sin embargo a Rivera solo lo veo de vez en cuando, porque este último no se dedica al show, aunque, como todos, conoce la importancia de salir en la foto. Pero a algunos les da vergüenza, porque para hacer según que números, hace falta tener mucha cara, los seguidores adecuados y no tener miedo al ridículo.


Pero ojo, todavía no hay elecciones a la vista, y  habrá que hacer mucho show para seguir en primera linea, y con los shows prolongados, puede pasar como en esas series de TV  de muchas temporadas, que al principio arrasan y que después de tantos episodios sobre lo mismo, solo las ven unos cuantos,  los guionistas ya no saben que escribir y aburren a la gente.


No sé porque me viene a la memoria aquel jugador de futbol,  el “Burrito Ortega”, que porque, consiguió unos cuantos  penaltis tirándose dentro del área, después abusó tanto de ello  que después,  los árbitros ya no  le concedían siquiera los penaltis de verdad.


No es broma

lunes, 29 de mayo de 2017



¡VIVA LA IGNORANCIA!

Dicen que el democrático  es el menos malo de los sistemas políticos que  existen, y yo estoy de acuerdo; pero hay que añadir una cosa: la democracia es un lujo, no todas las sociedades están preparadas para la democracia, requiere un elevado grado de cultura, no se puede ir, como ya se ha intentado, a un país con una estructura social equivalente a nuestra edad media, y pretender instaurar una democracia.

Me refiero a la primavera democrática árabe, que ahí está con todas sus consecuencias. Fueron  teóricamente a liberarlos de  los dictadores, a bombazo limpio, y a la vista están los resultados:  guerra y terror por todas partes. Los liberados han terminado añorando a Gadafi y Sadam Hussein. 


No hay democracia sin cultura, porque los incultos son fáciles de engañar y la democracia con engaño no es realmente democracia, es la tomadura de pelo de los medradores políticos para encaramarse al poder. 


Nunca hubo en España tantos títulos universitarios como en la actualidad, pero tampoco hubo nunca tantos titulados que cometiesen faltas de ortografía, supiesen tan poco de historia; la mayoría no sabe cuáles son nuestras  provincias, ni ríos ni cordilleras, ni cabos ni golfos, aunque de estos últimos hay muchos.


De economía, aún menos, para colmo acaba de salir el informe Pisa y resulta que uno de cada cuatro alumnos españoles de 15 años, no sabe descifrar una simple factura, o sea, que el futuro no se presenta mucho mejor.


Claro que esto es bueno para algunos partidos: si no tienen ni idea de economía, es más fácil engañarles ofreciendo dar pagas sin trabajar, empleo de calidad garantizado de por vida y todas esas cosas; cosas que no se las cree cualquiera que sepa que aunque la económica no es ciencia exacta, si lo son las matemáticas, de donde inexorablemente se deduce que no se puede gastar 4 si solo se tiene 2, salvo que el resultado negativo se pida prestado y que alguien tendrá que pagar más tarde, como ocurrió en Grecia donde ya han tenido que bajar las pensiones a la “gente” un 30% y todavía no han acabado.


Si no tienes idea de historia; mejor, así te pueden contar la historia de España que más les convenga, la reciente y la antigua, eso es bueno para los independistas y para aquellos partidos que parecía que se habían refundado para abandonar su pasado golpista y criminal y que ahora se han dado cuenta de que la mayoría de la gente nada sabe, y se vanaglorian de más de cien años de “democracia”.


Ya sabían los bolcheviques lo que hacían, cuando se quitaron de encima a la “intelligentsia” enemigos del pueblo (o de la “gente”, como se les llama aquí), los enviaban al gulag - los que sobrevivían- porque resultaban difíciles de engañar.


En fin, que la cultura no interesa, y no me refiero a esa cultura que busca subvenciones para hacer películas malas, sino a la cultura de verdad, esos conocimientos generales mínimos de historia, arte, economía etc.


Así estamos con las últimas leyes de educación, nada de deberes, ni revalidas, ni de repetir cursos por no saber, o por no haber dado un palo al agua en todo el curso, todos tienen que pasar, todo iguales, igual de ignorantes supongo,  ¿Por qué no?, si ello nos beneficia, como más catetos, más votos. Y claro, todos los estudiantes a favor, si se puede aprobar sin trabajar: ¡viva la igualdad!


No puedo creer que la estrategia política de algunos partidos sea el fomento planificado de la ignorancia para obtener o mantenerse en el Poder, pero la verdad es que la ignorancia les viene muy bien. Mejor dejarlo como está, piensan, como más catetos haya, mejor.


¡Viva la ignorancia!, y el puño bien en alto para que quede claro.


No es broma

martes, 23 de mayo de 2017

 LA "GRAN LECCION DE DEMOCRACIA" DEL PSOE
UN CHISTE MALO

Con respecto a las primarias del PSOE vengo oyendo de la gestora y otros dirigentes del partido que han sido "una gran lección de democracia".

Veamos: si 180.000 afiliados (no voy a decir y "afiliadas" porque no escribo para tontos) deciden quién va a ser el candidato del PSOE, partido político, que en su peor momento, representó las ideas de más de  5.000.000 de españoles, ¿Qué clase de democracia es esa?.


¿Cómo es posible que llegadas las elecciones generales,  quienes comulguen con las ideas del PSOE tengan que tragarse a un candidato elegido por un grupo de militantes o no votar?.


Se me puede contestar  que otros partidos ni siquiera  hacen primarias, y es verdad, a Rajoy lo nombró Aznar a dedo, y el PP no hace primarias, pero en realidad  y  como dicen los ingleses: “two wrongs don’t make a right”, que en español significa que lo que uno hace mal no se convierte en lo correcto por el hecho de que otro también lo haga mal.


Mientras los partidos políticos sean los únicos que puedan aportar candidatos a las elecciones, los asuntos relacionados con lo electoral tienen que ser públicos y no una cuestión restringida a unos militantes simplemente por pagar 5€ al mes y con descuentos.


Los partidos no son propiedad de los militantes, son propiedad de la sociedad española y juegan un papel marcado por la Constitución Española.

Por otra parte, la financiación de los partidos corre a cargo del Estado en más de un 80% de sus presupuestos, o sea, que todos los españoles pagamos nuestra cuota a los partidos, y por lo tanto, también tenemos derecho a elegir a los candidatos. No basta con que se nos deje ratificarlos.


Si quieren hacer primarias, tienen que estar abiertas a cualquier persona con derecho a voto  que lo solicite. De lo contrario, las primarias, o las votaciones internas serán todo lo que se les quiera llamar menos "una gran lección de democracia".


Si los partidos quieren tener derecho a decidir en plan privado, ello solo podrá ser legítimo con dos condiciones:


1.-  Que se modifique la Ley Electoral para que cualquiera pueda presentarse por libre, sin partido.
2.- Que los partidos se financien con su propio dinero, o sea, en el caso del PSOE, con los 5€ al mes que pagan sus afiliados, y si no basta, que suban la cuota hasta que baste.


Así podrán organizarse como les dé la gana, pero el dinero del Estado es de todos, y quien paga manda.


O debería.

No es broma

martes, 16 de mayo de 2017

DEBATE DE LISTOS PARA TONTOS

 He presenciado el debate de los candidatos a secretario general  del PSOE. Aparte de las mil y una referencias a los “afiliados y afiliadas”, a los “hombres y mujeres”, “ciudadanos y ciudadanas”  y todas estas barbaridades lingüísticas propias de quienes de lo español ya ni siquiera  respetan el idioma; varias cosas me han quedado claras:


1) Los candidatos a secretario general, creen que la militancia está formada por ignorantes irresponsables.
2) Los candidatos a secretario general creen estar al frente de una asociación de fanáticos revisionistas que solamente están preocupados en que no mande la “derecha”.
3) De estar los aspirantes en lo cierto, queda claro que el PSOE no es el partido social demócrata de España, sino un partido formado por revanchistas con ideas de principios del siglo pasado, que todavía no se ha enterado que ya no solo ha pasado la era de las revoluciones, sino que las se hicieron ya se han desrevolucionado, y que ya no importa quién va a misa ni quien tiene un hermano cura.


Y es que en el debate que he visto, lo único que se ofrecía de verdad – lo otro lo ofrecen todos, como siempre-  lo único, sigo, es evitar por todos los medios que gobierne la derecha. De eso ha ido el debate, de que si el  “no es no”  era lo coherente, del flagrante error de abstenerse para que el PP gobernase, que si la izquierda progresista, de si la derecha corrupta, etc. etc. Un debate para tontos.


Claro que este debate no era para los votantes, sino para la “militancia”. Queda patente que los aspirantes a secretario general, no tienen a sus bases en muy alto concepto
en materia cultural.

¿Pero es que no se han enterado, que lo de la izquierda y la derecha, al día de hoy,  es un cuento chino?, ¿que los derechos de los trabajadores son reconocidos por todos los partidos?, igual que las pensiones, las vacaciones, el subsidio de desempleo, la libertad sindical, la enseñanza gratuita, la sanidad universal ¿Qué partido de derechas hay en Europa que quiera revertir todos esos avances sociales conseguidos desde la II guerra mundial?, ¿Qué partido no quiere el Estado de Bienestar?.


Yo diría que ninguno, y aquí está el problema, esos partidos como el PSOE están en crisis precisamente porque ya no les queda nada más que ofrecer, todo lo que se podía conseguir se ha conseguido, a todos esos partidos cuyo interés es solo que no gobierne la derecha, lo único que les queda son slogans caducos y ofertas incumplibles.


En toda Europa los partidos pactan entre ellos para sacar el país adelante, aquí no, la izquierda es la enemiga de la derecha. A la derecha – que quiere lo mismo que la izquierda- ni agua, y el país que se vaya por el desagüe porque aquí todavía queda un frente popular a la sombra del PSOE, que lo único que les importa es levantar el puño, sacar la bandera de la república y recordar la guerra civil.


Esos, por 3€ al mes más descuentos,  tienen derecho  a elegir,  a quienes podrían gobernar al conjunto de todos los españoles; no lo quiera Dios, porque por  derrotar a la derecha para cambiar los nombres de las calles, exhumar a Franco, o decir que Cataluña es una nación, no se va a conseguir mejora alguna en la vida de los españoles.


No es broma

lunes, 8 de mayo de 2017

DESGRACIA DE PARTIDOS

Para mí los partidos políticos son la desgracia de nuestra democracia, fueron la ruina de la España preconstitucional,  tanto con la monarquía como con la república. Los partidos políticos no son más que una maquinaria para alcanzar el Poder mediante el engaño con la excusa de unas ideas.


Basta ver el espectáculo de las primarias del PSOE, lo único que se ve es una competición para ver quien engaña a más militantes del partido y colocarse como candidato al Poder. Todavía no he oído a ninguno de ellos ofrecer nada que interese de verdad: uno ofrece el “no es no”, otro, en plan buenista quiere preservar la unidad del partido, y la otra  quiere “volver a ser un partido ganador”, si gana ella, aunque  no se sabe muy bien como se come esto.


En resumen, las verdades van saliendo, el Partido Socialista no parece ser el partido moderado “socialdemócrata” que sus dirigentes pretenden ser y que saben que no son, porque a tenor de lo que predican en su campaña, “la militancia” que lo soporta, no sería más que un conglomerado de revanchistas a los que lo único que parece importarles es que no gobierne la llamada “derecha”, y ello justifica el discurso del que parece mejor colocado basado en que apoyar al PP ha sido una traición a la “militancia”. Naturalmente no explica, y no por qué no lo sepa, lo que hubiera pasado si se hubiera seguido con el “no es no”.


Por otra parte, si llamamos “derecha” a un partido como el PP que nos está friendo a impuestos y que nos esquilma nuestros ahorros, que ya han pagado impuestos, que venga alguien y nos diga que es lo que es la “izquierda”, que de tantas cosas que se supone va a dar, va a necesitar recaudar el doble, imposible de conseguir, porque no se puede sacar de donde no hay, salvo que queramos estar como en Grecia.


Y es que aunque está claro que los partidos políticos siempre existirán, y no sería democrático prohibirlos, lo que no puede ser, es que se les dé el monopolio, de hecho, de la participación política como ocurre en España y en otros sitios, y encima les subvencionemos.


Lo democrático sería, como vengo repitiendo, que quien quiera presentarse a elecciones, sea un particular, o una asociación de vecinos, lo pueda hacer tan solo con inscribirse en la Junta Electoral. Y quien  desee militar en un partido que pague su parte de los gastos y no unos pocos y simbólicos euros al mes.


En Francia nos acaban de dar un ejemplo: ha ganado las elecciones a la presidencia un señor que no tiene partido. Algunos dicen que eso es malo, yo siento envidia, aquí no hubiera podido ser.


No es broma

viernes, 21 de abril de 2017

 NEVEREDUMS
Una de las razones para cuestionar la pena de muerte donde existe y a la vez hay libertad de expresión, es la irreversibilidad de la muerte; una vez ejecutada la pena, ya no se puede dar marcha atrás por mucho que se descubra que el autor del crimen fue otro, o sea que se engañó al jurado y al juez que lo condenó.

Pero no, el artículo no versa sobre la pena de muerte, sino sobre la engañosa apariencia democrática que se quiere dar a los referéndums de no retorno, y llamo referéndums de no retorno a aquellos en que una de las partes tiene derecho a reclamar que se repita la consulta hasta que salga el resultado deseado, llegado el cual, éste se convierte en firme y definitivo.


Así por ejemplo, en los referéndums independentistas, una vez que sale el “no”, siempre les queda a los partidarios del “sí”, la posibilidad de esperar unos años, o a que cambien algunas determinadas circunstancias, para volver a plantear otro referéndum, y después otro, hasta que salga lo que los promotores pretenden, momento en que la decisión se convierte en irreversible y ya no hay mas consultas sobre el tema. Los británicos, muy acertadamente lo llaman “neverendum”.


Si algo tiene la democracia, es que los resultados de unas votaciones, nunca son definitivos, el votante puede cambiar su voto en una próxima elección si cree se equivocó en la anterior votación. Así pues, y por ejemplo, quien tras dar un golpe de Estado,  se somete a referéndum, no queda legitimado democráticamente, si es para mantener el Poder para siempre y sin compromiso de convocar elecciones.


Uno de los principales valores de la democracia, es que los resultados de las votaciones, siempre pueden ser enmendados por una votación posterior. Para mí, si no se cumple el requisito de reversibilidad de lo votado, la votación es dudosamente democrática.


Ahora mismo, en el Reino Unido, los que plantean la posibilidad de un nuevo referéndum sobre la salida de la UE, son atacados por un gran sector de la prensa como saboteadores de la democracia, y ello aunque el referéndum del Brexit,  ganado por quienes deseaban la salida, dejó a un 48% de opositores que deseaban quedarse. “El pueblo ha hablado ya” dicen, plantearlo otra vez iría contra las reglas de la democracia.


Parece ser que en estos casos, el pueblo no tiene derecho a rectificar, y eso es lo que es verdaderamente una carencia democrática. El pueblo nunca habla “ya”, el pueblo habla “de momento”, y según el momento, ya habrá otro momento en que pueda decir lo contrario. 


Claro que habrá quien diga que siempre habrá que tomar decisiones que son difícilmente reversibles, y no les falta razón, pero para ello ya se inventaron las mayorías cualificadas. No puede ser que una decisión que pueda cambiar el rumbo de una nación, posiblemente para mal, pueda ser tomada por mayoría simple y con diferencias porcentuales de un dígito.


Si para el simple hecho de convocar unas elecciones anticipadas se necesita en el Reino Unido un voto cualificado de tres cuartas partes de los parlamentarios ¿Cómo es posible que para abandonar la UE, institución que ha garantizado el periodo más largo de paz y prosperidad que jamás  ha habido en Europa, basten 2 puntos porcentuales?.

Lo mínimo que se puede pedir cuando se plantea un referéndum irreversible – que no debiera plantearse nunca- es una mayoría cualificada, e incluso, si pudiera ser, una edad mínima de los votantes que reflejase un mínimo de madurez y capacidad de reflexión; claro que esto ya es más complicado, pero de ninguna forma que se rebaje la edad de voto como piden los independistas catalanistas, si fuese a haber un referéndum sobre la independencia, que todo apunta a que no mientras no manden los que no deberían mandar.

 .
Así que a los referéndums irreversibles, a mayoría simple, les sobra lo de democráticos, sin olvidar que el referéndum ha sido siempre el instrumento de legitimación de los dictadores.


No es broma


viernes, 31 de marzo de 2017

EL CHOQUE DE TRENES
Cualquiera que tenga dos dedos de frente y comprenda el tema de Cataluña, sabe que la única manera de combatir el independentismo pasa por parar el adoctrinamiento de los niños, de las nuevas generaciones.

Los independentistas de Cataluña han cometido un grave error, que no es otro que el de la impaciencia, puesto que con esperar que pase por las escuelas una nueva generación y que se marche de este mundo la más antigua, habrá en Cataluña un 80 o 90% de independentistas; ¿Quién para eso?

Es tan obvio, que resulta imposible que los partidos políticos no lo vean, y lo ven, claro que lo ven, sólo que estos con tal de mantener el Poder, o de conseguirlo, miran hacia otra parte, o incluso añaden leña, pensando que ellos ya no estarán en política cuando esto suceda, el problema será de otros. Una actitud miserable que muestra hasta que punto los partidos políticos son nocivos en su actitud de negociar lo que sea para mantener el Poder, aunque sepan que España se les va a ir entre los dedos.

Pero donde mejor se ve la estupidez o la ignorancia, o ambas, es escuchando en las tertulias, a esos llamados analistas que no paran de repetir que el tema de Cataluña debe arreglarse mediante el dialogo. Y yo pregunto ¿que dialogo?, ¿Qué se le puede ofrecer a Cataluña que ya no tenga?: ¿un ejército propio?, porque la emisión de moneda, que podría ser lo otro, desde que llegó el Euro, ya no la podemos dar, ni siquiera es competencia del Gobierno Central.

El problema es precisamente este; se les ha dado tanto, que ya nada queda para dar, tan solo la independencia, y ahí están con ello.

La única manera de frenar el independentismo, es parar el lavado de cerebro que se produce en las escuelas, y eso, no se consigue con dialogo, eso no lo van a devolver por las buenas, tendrá que imponerlo el Estado. Cosa fácil, aunque con cojones (o cojonas para ser correctos), porque la educación según la CE, corresponde al Estado, no a las autonomías, precisamente esta fue cedida irresponsablemente por el dichoso “dialogo”, para conseguir apoyos de investidura.

Lo peor, es que el problema de Cataluña es solo el primero; en Baleares, ya hace tiempo que solo se habla catalán en las escuelas, ni siquiera el PP en la legislatura anterior fue capaz de remediarlo, ya empiezan a oírse con fuerza a los catalanistas independentistas.

Así que esos analistas, como el tal Jáuregui, Crespo, y otros que predican una solución al problema de Cataluña, mediante el “diálogo”, que nos expliquen como se puede recuperar la competencia de educación “mediante el diálogo”, porque está claro que sin ello, el problema no se puede solucionar, solo aplazar.

Dicen que va a haber un “choque de trenes”, pues bien, sería lo mejor para España, un choque de trenes: artículo 155 de la CE y retirada de competencias, si no todas, con la de Educación basta.

No va a pasar nada; derecho de pataleo: cuatro huelgas de docentes, cuatro manifestaciones
con esteladacuatro gritos, el reproche "moral/democrático" del fascismo/populismo y ya está.

Y colorín colorado….
No es broma

lunes, 20 de marzo de 2017

Estafar al Pueblo


Dice el Artículo 248 del Código Penal:



1. Cometen estafa los que, con ánimo de lucro, utilizaren engaño bastante para producir error en otro, induciéndolo a realizar un acto de disposición en perjuicio propio o ajeno.

Pues bien, si consideramos como lucro la consecución de un beneficio para uno mismo, cabe considerar que el incumplimiento de las promesas electorales a sabiendas de que no se van a cumplir, son un engaño, y que quien por este método  consigue un voto, está cometiendo un delito de estafa.

Claro que en realidad, esto no es así, porque en derecho penal rige el principio de taxatividad, está prohibida la analogía, y los delitos deben ser descritos con exactitud. Pero por otra parte resulta incongruente que si uno consigue 500€ mediante engaño puede ser condenado de seis meses a tres años de prisión, que quien consigue el Poder mediante engaño, no pueda ser condenado a nada.

Si tuviésemos que ser congruentes con nuestros valores democráticos, o incluso con nuestro ordenamiento jurídico, hace ya tiempo que deberíamos haber creado el delito de estafa electoral, y no me refiero al fraude electoral consistente en amañar los resultados de las elecciones; el pucherazo, - que ya están penados con prisión en la LOREG- sino en conseguir el voto mediante engaño; engañar a la gente mediante promesas electorales que se sabe no se van a poder cumplir.

Se puede justificar el incumplimiento de una promesa electoral, en base a que no se ha podido cumplir creyendo que si se podía, pero no así cuando se sabe de antemano que no se va a poder cumplir. Engaño, que cada vez se produce con mas frecuencia y que va a mas desde que llegó el populismo.

El problema está en demostrar que las promesas se hacían con mala fe, pero aún así, algunos casos son tan obvios que serían fáciles de probar y constituyen una clara estafa puesto que se consigue el voto mediante un verdadero engaño. Esto no debiera quedar impune.

Lo ideal sería, que el cuerpo electoral tuviese la cultura suficiente para no dejarse engañar por los charlatanes políticos, pero hemos llegado a un punto, en que si bien ya no existe el analfabetismo, el nivel cultural, incluso con título universitario, es tan bajo, que mucha gente cree en panaceas que deberían ser descartadas por haberse demostrado su fracaso en épocas anteriores.

Parece incluso, que algunas leyes como la LOGSE, se hayan hecho para que aun habiendo educación para todos, no conviniese que el nivel cultural fuese demasiado alto para así poder embaucar a un sector del pueblo y sacarles el voto que necesitan para situarse en el Poder o en una parcela del mismo.

Aún así, y en previsión de que las cosas pudiesen cambiar, algunos partidos piden ya el voto a los 16 años por creer, con razón, que los adolescentes serían más fáciles de engañar.

En resumen, que muy mal va a funcionar la democracia, si esta sirve para que unos políticos sin vergüenza se aprovechen de la necesidad de algunos sectores para prometerles lo que no se puede cumplir sin dañar el interés general. Todo sea por alcanzar el Poder.

No hay democracia sin cultura ni cuando se permite que, impunemente, se engañe al pueblo.

Y esto,

No es broma

domingo, 12 de marzo de 2017

La Mafia


Entre lo poquísimo en que estoy de acuerdo con Podemos, está la afirmación de que
para hacer política en España tienes que pertenecer a la “Casta”; yo hace tiempo que vengo diciendo lo mismo, aunque yo lo llamaba la “Mafia”.

Todos conocemos o hemos oído hablar de la Mafia, organización internacional de delincuentes italianos con origen en Sicilia. Hay incluso quien dice, que en su origen, fue una organización promovida por el Rey de España,
con fines de inteligencia política o incluso policial cuando Sicilia era española.

Y es que los partidos españoles son una mafia, porque una de las características de la Mafia moderna, es la organización, o sea el reparto de la actividad delictiva de la que se nutren, así por ejemplo, en Nueva York, la Mafia consiste en una organización de delincuentes, en la que cinco familias, se reparten la ciudad por distritos para evitar matarse entre ellos y que el pastel se eche a perder.

No olvidemos, que los partidos políticos, aunque por supuesto no matan a nadie, son una organización de delincuentes, - y no me refiero a la corrupción de algunos,
que también-  pero han violado desde el principio la Constitución Española, y ello, aunque no siempre esté tipificado en el Código Penal es un delito; se conoce también como delito a toda aquella acción que resulta condenable desde un punto de vista legal, ético, o moral, aunque no tenga consecuencias penales.

La mafia de los partidos españoles, me recuerda a lo que he leido sobre las cinco familias de Nueva York; al igual que ésas, los partidos se reparten el pastel, cada uno va por su cuenta en su barrio ideológico, pero cuando se cuestiona a la organización, se unen como una piña.

Viene a cuento, porque el Parlamento ha aprobado una subcomisión para la reforma electoral – los medios no parecen haberle dado mucha importancia-,  parece ser  que una de las reformas propuestas sería la de Ciudadanos, que pasa en primer lugar por desbloquear las listas electorales para que los electores puedan no solo elegir partidos sino también personas.

Creo que eso sería fantástico; poder presentarse a unas elecciones sin tener que apuntarse a un partido, pero la verdad, no creo que ellos quieran decir eso: que los partidos renuncien a presentar listas de candidatos en exclusiva, sino mas bien que los votantes pudiesen alterar el orden de las listas, o tachar los nombres que no desean votar.

A mi modo de ver, si se cambia la Ley Electoral (LOREG), lo primero que debería hacerse es adecuar dicha ley a la CE, para que cualquier español pudiese presentarse a cualquier tipo de elección política, individualmente, libremente y sin ataduras a partido alguno.

Ahora eso es imposible.

En definitiva, si verdaderamente se quiere terminar con la Casta/Mafia de partidos, lo  que hay que hacer, no es solo abrir listas, que también, sino acabar con el monopolio de los partidos a la participación política. Esto se consigue permitiendo que cualquiera, interesado en participar en unas elecciones, no tenga que hacer mas que comunicarlo a la junta electoral correspondiente.

Pero mucho me temo, que ni Podemos, ni Ciudadanos, ni ninguno de los de siempre, vayan a proponer nada parecido, porque los que se quejaban de la “Casta”, lo que en realidad querían decir era que reclamaban su derecho a integrarse en ella. Ahora que lo han conseguido, la palabra ha caído en desuso.

No es broma

lunes, 6 de marzo de 2017

Democracia es más que votar


Hay refranes o simplemente dichos populares, que siempre estarán vigentes; uno de ellos me viene a la cabeza: “Dime de que presumes, y te diré de que careces”. Por ello, cuando oigo a alguien cuyo argumento principal para sus reivindicaciones, es el purismo democrático independientemente de las consecuencias, inmediatamente me entra la sospecha de que para ese, la democracia no es más que un pretexto para satisfacer sus ambiciones  personales

Así pues, los que defienden un referéndum ilegal, en base a la democracia, son normalmente los menos demócratas, y si no, que alguien me explique porque los de Podemos e IU, que tanto defienden lo democrático de una consulta sobre Cataluña, son a la vez quienes defienden a los poco democráticos regímenes de los Castro en Cuba, o el de Maduro en Venezuela.

Desde luego se necesita tener cara y ser cínicos. Es comprensible que gran parte de “la gente” que ellos dicen representar, no sepan lo que es una democracia moderna, y crean que todavía estamos en tiempo de los antiguos griegos, que inventaron el termino “democracia”, que era básicamente votar –aunque el voto no era universal-,  pero que quienes viven de la didáctica política, intoxiquen diciendo que el votar en un referéndum no puede ser ilegal por ser la expresión máxima del ejercicio de la democracia, esos mienten, y ello porque saben que no es verdad.

Pero no, el votar no es democracia; es solo una parte de la democracia, porque el votar a secas, sin reglas, nos llevaría a la esclavitud de las minorías, por la sencilla razón de que para que haya una mayoría, siempre tiene que haber una minoría, y por lo tanto no se pueden votar cosas cuyo resultado sea que los que pierden una votación, vean mermados sus derechos.

Para eso están las constituciones, para que se pueda votar lo que sea siempre que no perjudique a nadie, para que gane quien gane unas elecciones, o incluso un referéndum, nadie pueda temer a perder sus derechos básicos; los que contiene la propia Constitución.

¿Se imaginan un referéndum para preguntar a la gente si quiere pagar impuestos o no?. No sería descabellado, oigo gente por todas partes diciendo que está hasta el gorro de impuestos; tengo bien claro quien ganaría el referéndum.

Lo que pasa es que si no se pagasen impuestos no solo no habría Estado de bienestar, sino siquiera carreteras. Pero claro si es un ejercicio de democracia, y estando ante un electorado maduro, ¿porque no hacerlo?.

Además de que si no se pagasen impuestos, ¿quién pagaría a los políticos?, y a los muchos que viven a cuenta de la política.

No es broma

martes, 28 de febrero de 2017


Descamisados y  descorbatados


Se dice que el PSOE es un partido social demócrata, pero en realidad, el PSOE es un partido bipolar. Por una parte, no quiere parecerse al PC ni a partidos de inspiración marxista, esto es la mayoría del tiempo, cuando viste con traje y corbata,.

Por otro lado, todos lo hemos visto, en cuando los políticos del PSOE, se dirigen a sus militantes, siempre lo hacen en mangas de camisa, y por supuesto sin corbata, quieren emular a Eva Perón, madre de los “descamisados”. Y además en estas ocasiones, levantan el puño, aunque los más inteligentes procuran hacerlo muy rápido y no muy por encima del hombro.

Pues bien, ahora resulta que quienes les van a votar en primera instancia, son los “descamisados”, pero los mas listos, que son los que suelen estar arriba, saben que los descamisados controlan a la llamada militancia, -unos 180.000 con cuotas de 3 euros al mes menos los descuentos-,  a la que necesitan para ser candidatos, pero también saben que el voto de la militancia es irrelevante en el computo electoral.

El extremismo,
aunque mejor que antes, no se vende tan bien en España en nuestros días. Cuando Pablo Iglesias se juntó con IU, esperando sumar los votos de ambos partidos, el efecto fue el contrario, la inmensa mayoría no quiere una izquierda radical.

Sin embargo el perdedor por excelencia, el que ha dado al PSOE las mayores derrotas desde el cambio de régimen, se ha quitado la corbata y se ha ido a conquistar a los descamisados, por los pagos de España, con el puño en alto, y lo mas alto posible, y cuadrado y firmes, para que quede claro en la foto.

Y parece que le está funcionando, promete radicalismo, asociación con Podemos, y sobre todo, leña a la llamada derecha, que en realidad lo único que tiene de derecha es que van mas a misa que los de izquierdas. De hecho, esta “derecha”, nos ha puesto más impuestos que nadie, incluso a las quinielas y al sol.

Los que están arriba, los más listos saben que esto no les va a aupar en las próximas elecciones y están aterrorizados, pero el tal Sánchez quiere su oportunidad, es el rey del “yo”, todo lo demás le importa un pito. No solo si desaparece el PSOE, sino incluso España.

Malditos partidos, al final va a tener razón el gallego: Los partidos siempre han sido la ruina de España.

Y los de ahora más que nunca. Al tiempo.

No es broma

domingo, 19 de febrero de 2017

DEMOCRACIA DE MILITANCIAS



Vamos mejorando nuestra democracia, vamos dejando de ser democracia de partidos para poco a poco convertirnos en democracia de militancias, o sea la partitocracia en versión 1.2 para expresarlo en forma digital.

O sea, que ahora el 50% del voto electoral está en manos de lo mas extremista y lo mas interesado de cada partido, pues está claro que quien se apunta a un partido, es por lo general quien quiere meterse en política o alguien radical en cuanto al ideario del partido, gente anclada en el pasado.

Da vergüenza ver a los dirigentes de los partidos con la boca llena de democracia, escupiendo cada dos por tres que  en su partido “quien decide es la militancia”, y cabría contestar que “que pasa con los que no somos militancia”, porque al final, cuando votemos solo ratificaremos a alguno de los que ya ha elegido la “militancia”.

Parece fuera mejor el sistema digital y que los candidatos sigan siendo digitalizados por los propios partidos, pues cabía esperar, aunque no mucho, que quien es nombrado a dedo, lo sea por sus meritos, entre los cuales debía encontrarse el conocimiento mínimo y la capacidad de lidiar con los problemas de España.

Así que paso a paso vamos progresando, hemos pasado de la democracia orgánica, a la democracia de partidos, modificada ahora como democracia de militancias, aunque afortunadamente también tenemos ya en la recámara otro gran sistema que es la democracia popular versión 1.3 (la 1.2 es la de Venezuela ), de los antiguos países comunistas europeos,  que aunque ya extinguida en Europa, parece ser se está promocionando desde el Palacio Vistalegre de Madrid.

En fin, con lo sencillo que sería una democracia sin adjetivos, una democracia a secas, en que quien quisiese, se presentase a las elecciones sin tener que apuntarse a ningún partido, ni formar parte de ninguna militancia.

Pero claro, con el sistema actual, quien tendría que arreglar esa carencia democrática y a mi modo de ver inconstitucional, tendrían que ser los propios partidos, los que monopolizan el Poder, y el Poder aunque sea por razones de democracia, es muy difícil de soltar.

No es broma

lunes, 13 de febrero de 2017

EL YATE AZOR


En 1985 tras ganar el PSOE las elecciones, Felipe González se tomó unas vacaciones, permitiéndose durante las mismas, un viaje de pesca en el Yate Azor.

Tras su desembarco, se encontró con fuertes críticas provenientes de los partidos de izquierda, pues se consideró una especie traición el que hubiese utilizado el barco en el que también pescaba Franco en sus vacaciones.

A partir de aquí, y por aquello de lo políticamente correcto, ya nadie se atrevió a utilizar ese barco, que en realidad no era de Franco sino de la Armada. Tras años de desuso, se puso a la venta, eso si, quien lo comprase, tenía que comprometerse a desguazarlo.

Debido a esa condición, a nadie interesaba, y se vendió a precio de chatarra, por 4.670.124 pesetas. “El yate estaba en perfecto estado de revista. El suelo y las paredes eran de fresno, nogal, roble y otras maderas nobles” manifestó el propio comprador, quien a la vista de lo cual intentó convertirlo en un hotel flotante.

Pero no; fue imposible, había sido empleado por Franco y estaba contaminado, era un barco malo. No se podía siquiera vender en el extranjero, había que destruirlo.

Bueno, por suerte no han derruido el Palacio de El Pardo, donde vivió Franco.

Al parecer, todo lo que hizo Franco fue malo, si dices que algo hizo bien, como por ejemplo, los pantanos, los planes de desarrollo, la alfabetización masiva, la seguridad social, el haber dejado a España como la 9ª potencia económica del mundo, todo malo, dejas de ser demócrata, inmediatamente te ponen la etiqueta de facha, fascista, etc.

Al parecer nuestra izquierda, solo está interesada en el revanchismo, es una izquierda vieja y agotada, que no mira al futuro, solo mira hacia atrás como hacen los viejos, porque saben que su único futuro es la muerte.

Ahora quieren desenterrar a Franco, después de más de 40 años, parece ser que esto nos va a hacer más demócratas. Yo propondría que en vez de sacarlo del Valle de los Caídos, hiciésemos una fosa nueva junto a la de Franco y enterrásemos allí a Santiago Carrillo, si como dicen, uno era un criminal de un bando, ponemos un criminal del otro bando, y todos contentos.

¿Porqué no nos dejamos de tanto revanchismo, tanto agarrarse al sillón, tanto chupar sueldos y prebendas, con cargo a la hacienda pública, y nos dedicamos un poquito mas a solucionar los problemas del país?.

No es broma




sábado, 4 de febrero de 2017

LA MANO EN EL BOLSILLO, PEDRO


¡Que horror!, lo que se ve en la televisión: Pedro Sánchez rodeado por quienes le apoyan en diversos puntos de España, todos con el puño en alto.

Me da vergüenza verle con el puño en alto con su “militancia”, porque es bochornoso ver a quien pretende liderar un partido que se postula como social demócrata y progresista, haciendo el mismo saludo que quienes asesinaron a millones de personas en el mundo. He aquí la relación:

20 millones en la Unión Sovietica
65 millones en la República Popular China
1 millón en Vietnam
2 millones en Corea del Norte
2 millones en Camboya
1 millón en los regímenes comunistas de Europa Oriental
1,7 millones en África
1,5 millones en Afganistán
10.000 muertes provocadas por “el movimiento comunista internacional y partidos comunistas no situados en el poder”.
38.000 a 85.000 en España Represión en la Zona Republicana durante la guerra civil


Datos contenidos en El libro negro del comunismo: crímenes, terror y represión (1997) escrito por profesores universitarios e investigadores europeos y editado por Stéphane Courtois, director de investigaciones del Centre National de la Recherche Scientifique (CNRS), organización pública de investigación de Francia.

Está en Internet.

Total, casi 100 millones de muertos por los del puño en alto, pero para no discutir cifras, vamos a dejarlo en la mitad: 50 millones, porque el puño en alto debería dar igual de vergüenza aunque solo hubiesen sido mil.

Vaya foto más edificante Sr. Sánchez. Ahora que los comunistas comienzan a cambiar sus siglas (Izquierda Unida, Podemos, Anticapitalistas etc), para que no les relacionen con los genocidas, y les voten, viene usted a promocionarse con el puño en alto como símbolo de progreso y democracia.

En realidad es el símbolo de la imposición de las ideas por el terror. Verdaderamente es la versión B del fascismo que ustedes dicen odiar tanto, pero puro y duro.

Abandone usted ese símbolo, métase la mano en el bolsillo si no sabe que hacer con ella.


No es broma 
  


sábado, 14 de enero de 2017

Los robots y las mujeres


Creo que es una obviedad que los hombres y las mujeres, no son iguales ,aunque a tenor de lo que se oye por ahí, parece que algunos no lo entienden. Otra cosa distinta es la igualdad ante la ley o ante quien sea, y que las mujeres tengan derecho a tener el mismo trato y las mismas oportunidades que los hombres.

Los hombres no pueden tener hijos, la naturaleza es lo que es, somos mamíferos y por lo general, en el reino de los mamíferos son las hembras quiene por razones obvias se ocupan de los hijos; es cierto que ya no es necesario amamantarlos, pero no es menos cierto que la mujer tiene derecho a hacerlo, porque está en su instinto y además está dotada para ello, y si no lo hace porque su trabajo no se lo permite, entonces el tener un empleo que se supone le da libertad e independencia, no es mas que el trueque de un derecho adquirido por otro derecho natural básico.

Además es socialmente deseable que la mujer permanezca junto a sus hijos en su edad temprana, pues así, les inculca los primeros valores, cada vez mas escasos, que les permitirán vivir en armonía con la sociedad.

Eso de meter a los niños en la escuela, para que los eduque otro, u otros, está bien si se entiende por ello, que les enseñen todo lo que necesitan saber, pero no para que les formen su carácter ni para que les inculquen ideas ni modelen su forma de pensar. A los niños les deben enseñar en la escuela, pero les deben educar en su casa, enseñar, y educar en realidad, en este caso, no son sinónimos.

Estamos entrando en una nueva era, cada vez hay más robots, y no solo en la industria del automóvil, sino en todos los sectores, incluso en el de los servicios; cada vez se contrata a menos gente. Decía acertadamente un sindicalista, que habrá que ir pensando en poner impuestos a los robots, porque si estos sustituyen a las personas, nos vamos a encontrar con que no habrá nadie que pueda comprar los productos que estos mismos robots fabriquen.

En definitiva, que no a tan largo plazo, habrá que contemplar la manera de repartir el trabajo que haya, y parece claro que el pleno empleo no va a volver, sino que a nivel global, la tecnología creará enormes bolsas de desempleados.

En resumen, solo una idea: debería animarse a las mujeres que tengan hijos, y quieran criarlos, a que dejen su trabajo, se las provea de un sueldo adecuado para que se  dediquen a ello. Por supuesto y como ya he dicho, a las que así lo quieran, y estoy seguro que son muchísimas.

Se restablecería un derecho que muchas mujeres han perdido, quedarían vacantes muchos miles de puestos de trabajo que podrían ser ocupados por quienes están deseando trabajar y no pueden, el ahorro en subsidios permitiría financiar, por lo menos en parte, los sueldos de las madres.

Y lo más importante,
a medio plazo, la educación de los niños sería mucho mejor, la sociedad ganaría en calidad humana. Por supuesto que me refiero a educación y no a enseñanza.

No es broma

miércoles, 4 de enero de 2017

Crear empleo de calidad

Cada vez que se conocen buenos datos en cuestión de empleo, sale el sindicalista, o izquierdista de turno para decir que si, pero que no se crea empleo de calidad. Yo, la verdad, sé que hay empleos muy malos que no quisiera para mi, pero el peor empleo que conozco, es el de quedarse en casa por no saber a donde ir, sin trabajo, y sin dinero para tomarse un café en el bar.

Y es que no corresponde al gobierno crear empleo de calidad, y es muy difícil crear empleo de calidad, cuando para un mal trabajo cualquiera concurren cientos de personas. ¿Que debe hacer el Gobierno?, ¿obligar a pagar un salario alto?, ¿subir las indemnizaciones para el despido?; todo eso ya se ha hecho en el pasado, y no funciona, porque nadie quiere contratar a alguien que no puede despedir cuando las cosas le vayan mal, ni pagar salarios altos cuando se tienen pequeños márgenes de beneficio. No es que no quieran, es que con frecuencia no pueden, y si no pueden, no contratan.

Aún hoy, con la criticada Reforma Laboral, los empresarios son extremadamente prudentes a la hora de contratar, tienen miedo, a quedarse sin nada si las cosas les van mal, tras pagar las indemnizaciones.

No hay que olvidar que la inmensa mayoría de patronos de nuestra España, son simplemente trabajadores por cuenta propia a los que les viene grande la denominación de empresarios; pequeños negocios familiares, o autónomos, que con frecuencia están tanto o mas apurados que sus propios trabajadores.

No nos engañemos, o mejor dicho, no engañen, el buen empleo surge cuando una empresa necesita un trabajador determinado y no lo encuentra, o cuando lo tiene, y no quiere que se le vaya, entonces tiene que pagar, y darle al trabajador las mejores condiciones de trabajo.

El único empleo de calidad que el Gobierno puede crear, es el empleo público, y nos consta que lo crea, además pródigamente. Por desgracia.

Pero pretender crear empleo de calidad mediante legislación, es un cuento chino, solo sobrevivirían las empresas con grandes márgenes con los que poder jugar para competir, y el mundo está abierto al comercio, la competencia es brutal.

Por cierto, cuando gobernaban los otros, ya había sueldos de 800€ y mas pequeños.

No es broma